Atención Ciudadana

Concluyó el taller de capacitación para titulares de unidades de transparencia en los municipios de la región Ciénega, quienes recibieron instrucción de expertos en materia de contenido y actualización para mejorar su desempeño en beneficio de la ciudadanía que ejerce su derecho a saber y conocer el trabajo de sus autoridades en el ejercicio del poder y la administración del dinero público.

El curso-taller intensivo realizado en cuatro sesiones de trabajo por comisionados e instructores del Instituto de Transparencia, Información pública y Protección de datos personales del Estado de Jalisco (ITEI), incluyó profundizar en la cultura de la transparencia, el derecho de acceso a la información pública y la protección de datos personales, siendo los temas Transparencia y Acceso a la Información; Medios de defensa, infracciones y sanciones; Clasificación de información; Importancia de los archivos y la gestión documental; Protección de datos personales en el ámbito Gubernamental; y Gobierno abierto y sus implicaciones en el combate a la corrupción.

Participaron funcionarios de los municipios de San Ignacio Cerro Gordo, Cocula, Chapala, Ameca, Tequila, Yahualica, La Barca, Tototlán, Tepatitlán, Tuxcueca, Villa Corona, Poncitlán, Tlajomulco de Zúñiga, Jamay, Jesús María, Villa Purificación y Ocotlán, ciudad sede de los trabajos, además de personal de la Comisión Estatal para la Defensa de los Derechos Humanos en Jalisco y de la Unidad Estatal de Protección Civil. 

Concluida la capacitación, los asistentes a esta tienen ahora las herramientas y conocimientos necesarios para trabajar en beneficio de la ciudadanía y contribuyentes, reconocimiento hecho por sus distintas instituciones en las que laboran, indicó el presidente de Ocotlán, Paulo Gabriel Hernández, quien agradeció el que Ocotlán haya sido sede de dicho taller, esto como reconocimiento al municipio que fue evaluado hace tres años como uno de los más transparentes en el estado y resto del país, trabajando incansablemente para recuperar la credibilidad de la ciudadanía que ahora participa en la toma de decisiones sobre qué hacer y cuánto gastar de los recursos de todos en obras o servicios.