Atención Ciudadana

Con la asistencia de los presidentes de los municipios jaliscienses ubicados en la ribera del Lago de Chapala, entre ellos el de Ocotlán, el pasado viernes 14 de junio se anunció en Chapala el megaproyecto con el que el gobierno del Estado impulsará a la zona Ciénega para detonar el desarrollo en varios ámbitos, destacando la pesca, agricultura, industria y turismo.

Ante los alcaldes de dichos municipios, Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco, informó sobre el plan maestro en el que se invertirán 533 millones de pesos con el objetivo de que la zona sea una palanca que permita el crecimiento en beneficio de más de 300 mil pobladores que la habitan con mejores condiciones de infraestructura, salud, áreas naturales y el saneamiento de los cuerpos de agua localizados aquí.

El borrador o anteproyecto ha recabado planteamientos e ideas para llevar a cabo en un territorio cuya extensión es alrededor de 142 mil hectáreas en las que se sitúan lagos, lagunas, ríos, arroyos y represas, además de áreas de cultivo, bosques, sierra y reservas naturales, sin olvidar asentamientos humanos tanto urbanos como rurales y comunidades originarias descendientes de la época prehispánica, lo que en su conjunto hacen de la región un lugar inmensamente rico y con potencial para desarrollarse en el mediano y largo plazo con estrategias y métodos de estudio e investigación que garantizan se cumplan las metas fijadas para optimizar inversiones, obras y servicios.

El plan ya en marcha incluye una serie de proyectos con alto impacto positivo para Ocotlán en todos sentidos, recordando que la actividad agrícola, pesquera e industrial, así como el turismo, son básicas en la economía local que sostienen a los ocotlenses y sus familias.

El rumbo está definido y el compromiso de Ocotlán es un hecho para hacer lo que nos corresponde colaborando en una tarea pendiente con un fin común, el crecimiento económico y bienestar social de la zona Ciénega.