Atención Ciudadana

En sesión ordinaria de Ayuntamiento, el Presidente Municipal de Ocotlán, Paulo Gabriel Hernández, abordó el tema de la supuesta privatización del agua, rumor que creció en las últimas horas debido a desinformación propagada por intereses desconocidos.

En uso de la voz y ante el pleno de los regidores de todas las expresiones partidistas, así como de frente a los ciudadanos, el alcalde desmintió la versión de privatizar el vital líquido. Indicó que la morosidad en materia de pago de servicio de agua potable es enorme, por lo que se buscan formas o mecanismos para recuperar recursos por este concepto de quienes llevan años sin pagar el servicio de agua y hacerle frente a una necesidad que aumenta por el crecimiento de la mancha urbana, así como por las condiciones de las redes de agua y drenaje; infraestructura que requiere inversión inmediata para seguir abasteciendo el vital líquido.

Indicó que en nuestro municipio sólo el 50 por ciento de los contribuyentes pagan el agua, mientras que el otro cincuenta no cumple con su responsabilidad, convirtiéndose en una carga para quienes sí cubren su obligación. Aunado a esto se incluye la inequidad, pues paga lo mismo por el uso de agua una casa pequeña o de interés social, que una finca con dimensiones de residencia, lo que tampoco puede considerarse justo al consumir más una propiedad con jardines que una que tal vez no cuenta ni con patio, así como el agotamiento de los mantos freáticos al extraerse el doble de agua para satisfacer los domicilios y el estado de redes o líneas subterráneas que por tiempo de uso están por colapsar.

En promedio se gastan 37 millones de pesos al año por energía eléctrica y mantenimiento preventivo y correctivo a pozos y redes que abastecen de agua a la ciudad y zona rural, mientras apenas se recaudan 20 millones de pesos al año, lo que representa un déficit anual de 17 millones de pesos.

Por lo que se aprobó, en sesión de ayuntamiento y por mayoría de votos con doce regidores a favor, 1 del PRI, 2 votos de Morena, 2 votos del PAN y 7 votos por MC, turnar a las comisiones de Gobernación, Servicios Públicos y Hacienda y Recaudación analizar si se crea un organismo público descentralizado (OPD), la concesión del servicio de agua potable o que el municipio continúe administrando el servicio con nuevos mecanismos de cobro, alternativas que garantizarán el abasto del recurso y disminuirán la lista de morosos.