Atención Ciudadana

El Presidente Municipal, Paulo Gabriel Hernández, preocupado ante la falta de interés por parte de CONAGUA y CEA en darle solución a la problemática en los afluentes del rio Zula-Santiago, que han ocasionado afectaciones en el patrimonio de los ocotlenses, ha dado inicio con la campaña “Firma Colectiva” en conjunto con Sindicatura Municipal.

Carlos Álvarez Ramírez, Síndico de Ocotlán, señaló que esta convocatoria surge como un exhorto de parte de los ciudadanos afectados para exigir ante las instancias correspondientes, se responsabilicen y realicen las acciones para el saneamiento de ambos ríos, “Por la falta de atención de parte de CONAGUA y CEA, para sanear, limpiar los ríos y ayudarnos a mitigar el problema, y luego de que el Presidente Municipal, acudiera a dichas dependencias sin obtener respuesta favorable, se decidió emprender una acción legal o demanda colectiva, en contra de las mismas, con el firme objetivo de hacer valer nuestro derecho constitucional para un medio ambiente sano y equilibrado, puesto que son las autoridades federales quienes tienen la responsabilidad de mantener en buen estado los ríos y mares de nuestro país y cuando éstos no cumplen, los ciudadanos tienen el derecho de demandar para que se cumpla con esta obligación”.

Entre los requisitos que la ley pide para la realización de la demanda, está, el recabar mínimo 30 firmas de ciudadanos y designar un representante, en este caso el Gobierno Municipal a través de Contraloría ha logrado la recopilación de alrededor de 700 firmas, atendiendo a los habitantes de las 10 colonias que se vieron afectados en las inundaciones ocasionadas por el incremento en los ríos durante los meses pasados.

El Síndico señaló que entre el día de hoy y mañana, se estará culminado con la campaña, para dirigirse entre viernes y lunes a presentar la demanda ante los tribunales federales y que se ejecuten las acciones correspondientes, asimismo informó que hubo un acercamiento del primer edil con el delegado estatal del agua en Jalisco, pero hasta el momento no se ha obtenido alguna respuesta.

Cabe señalar que se estará trabajando hasta agotar todos los recursos a fin de que se encuentre una pronta solución y las autoridades se hagan responsables, puesto que no es una obligación del gobierno municipal el saneamiento de los afluentes, es un mandato constitucional que obliga a CONAGUA.